Los mejores Rascadores para Gatos en Bogotá Colombia

¿Porque mi gato muerde?

  Posted on   by   No comments

porque mi gato muerde

¿Porque mi gato muerde?

 

Un gato que muerde puede tener muchos motivos que dependerán de las circunstancias  en los que suceden. Los mordiscos pueden ser para avisar y alertar, para manifestar un llamado de atención, para jugar, como una conducta defensiva cuando se pueden sentir agredidos, cuando están nerviosos o excitados, y una de las más curiosas y tiernas, aunque pueda parecer raro, es para manifestar su amor, como medio para expresar sus más profundos sentimientos hacia nosotros; esta conducta puede tener un sinfín de razones aparentes y en todos los gatos la conducta es diferente.

 

Adicionalmente, el hecho que los gatos muerdan puede depender mucho de su personalidad, de su educación, de la manera como los tratamos y consentimos, si su entorno social incluye más gatos o se encuentran solo con humanos. Para aprender a leer esta conducta en nuestros gatos debemos recordar que antes de ellos ser domesticados y llevados a nuestras casas,  sus conductas ancestrales son de supervivencia y más que todo de independencia, por esta razón actúan así cuando sienten que su espacio es invadido, como un medio para recuperarlo.

porque mi gato muerde

 

Así que, nombraremos algunas señales que te pueden ayudar a leer esta conducta y poder entender mejor a tú gato que muerde:

  1. MI GATO MUERDE PARA EXPRESAR SU AMOR

 

Cuando cuidador y gato están juntos en un contexto tranquilo, comparten cada uno su espacio y ellos por decisión propia se acercan hacia tu pierna, brazo, nariz o barriga, pueden ocurrir dos escenarios: uno donde el gato puede empezar a dar lametazos rápidos a su cuidador, precedidos de mordiscos suaves, gesto común en gatos de personalidad calmada. O bien, si es un gato más agresivo y le gusta jugar fuerte, estos pequeños mordiscos serán más fuertes, pero no te confundas, en ambas situaciones están expresando un amor profundo y sincero, lleno de confianza para ti que lo cuidas y lo alimentas.

Lo que ocurre con esta conducta es que muchas veces es algo inesperado, ya que los vemos tranquilos, calmados y nuestra reacción ante un mordisco es alejarnos y regañarlos, porque eso para nosotros no está bien. En esta situación, lo más saludable es detectar si con los lengüetazos amorosos, viene un mordisco contundente, así muy suavemente podemos cubrir la zona con algo de ropa o alejarnos un poco para evitar el mordisco.

Cuando comparten el espacio con otros gatos puedes ver como ellos entre juegos se muerden el uno al otro, se puede identificar que no se hacen daño, que es mutuo y que pasan un rato interactuando y disfrutando sus juegos.

  1. MI GATO MUERDE CUANDO QUIERE JUGAR

 

Es claro para nosotros, que los gatos como animales salvajes usan los mordiscos como parte de atrapar, soltar y jugar. Es muy común que un gato para buscar juego se acerque y pegue pequeños mordiscos para llamar nuestra atención y hacerse notar, pero es importante aprender a leer dichos momentos. El juego puede iniciar con él buscando tus manos principalmente, para ellos son partes llamativas y atractivas por sus movimientos, pero si dejamos que tomen nuestras manos como juguete van a quedar lastimadas a los largo del tiempo y ellos las van a rasguñar y morder cada vez más fuerte y con mayor confianza. Lo que se puede hacer en estos casos, es tener un juguete, una varita o un ratón que hagas mover y llame su atención para jugar y sacar toda la energía que tiene canalizada y necesita liberar por medio del juego y la interacción. Tenerle un buen rascador en casa es otra gran idea, que permita liberar toda esa alegría y excitación que pueden sentir por momentos sin lastimarte.

Cuando logramos identificar y conocer esos momentos de juego, será para nosotros una magnifica terapia interactiva; dedicándoles tiempo, disfrutando con ellos por medio de la varita o el ratón que se mueve, toda esa alegría que se siente al jugar como niños, y de esta forma generar lazos que quedan para toda la vida junto a ellos.

mi gato muerde jugando

  1. MI GATO MUERDE PARA DAR AVISO

 

Un gato que muerde, lo puede hacer según las circunstancias en las que se encuentra. Por ejemplo, una situación muy común que vivimos los cuidadores felinos, es cuando los estamos acariciando, quizás nos ponemos intensos y ellos sienten que no es cómodo y que estamos invadiendo su espacio, en ese momento suelen lamerse el hocico para disponerse a morder. Es importante que aprendamos a leer dichas conductas y nosotros reconocer hasta qué momento es suficiente para no alterarlos e irrespetar su espacio.

Otros buenos ejemplos en que puede presentarse esta situación, es cuando ellos quieren avisar que no tienen comida, que su arena requiere cambio o que les gustaría que les abrieran, en estos momentos suele aparecer primero un maullido suave, que va subiendo el tono y al no obtener respuesta de parte nuestra, deciden morder para que les prestemos atención. Es primordial para nuestra relación con ellos, conocer a profundidad a nuestros amados gatos y saber descifrar su lenguaje, para entenderlos mejor.

 

  1. MI GATO MUERDE POR CELOS

 

Aunque no lo parezca y muchas personas crean lo contrario, la dependencia que generan los gatos con el hombre, su casa y su entorno es muy grande. Y esto tiene que ver con una razón que no solemos relacionar con los mordiscos, los celos.

Nuestros gatos son animales territoriales y de costumbres, algo que altere su comodidad, cambie sus hábitos o entre en su hogar modificara su conducta y morder es una manera efectiva de comunicarlo.  Así que,  cuando veas que algo perturba su entorno trata de normalizar lo más que puedas su ambiente; por ejemplo, si es un nuevo gato en casa e inclusive un nuevo miembro de la familia como un bebé, trata que la transmisión sea lo más tranquila posible, si puedes antes de que llegue el nuevo integrante lleva una prenda que tenga su aroma, su memoria olfativa y sensibilidad, permitirá recordar y reconocer, ayudando a no trastornarse y que la aceptación sea menos traumática, recuerda que es su espacio y lleva un tiempo siendo así, ayudemos para que sea tranquilo y siga siendo su lugar favorito.

 

  1. MI GATO MUERDE SI SE SIENTE EN PELIGRO

 

Al igual que sus antepasados salvajes, el gato tiene una naturaleza territorial e individual, su anatomía de colmillos y garras, hace normal que su manera de defenderse a si mismo o su territorio sea mordiendo y arañando.  Es así,  que los gatos al verse en peligro frente otro ser vivo que signifique una amenaza para ellos, se pondrán en posición defensiva, agachándose un poco, retrasando el paso y siseando como en primera señal de advertencia, si la situación de peligro continúa, se lanzarán a morder y rasguñar con una energía increíble que pueden causar un daño fuerte a su contrincante.

Lograr disminuir estas situaciones de agresión para tu gato, como el salir de casa sin supervisión, el traer animales nuevos a su espacio o personas de desconfianza para él, ayudará a tú gato a no salir herido en algún tipo de enfrentamiento.

 

  1. Y por último pero no menos importante, MI GATO MUERDE SIN NINGUNA RAZÓN O MOTIVO APARENTE

 

Este si es un desafío, pues en el proceso de reconocer e identificar las conductas para tener una correcta convivencia con nuestros amados gatos, en ocasiones no podemos saber bien por que ocurren ese actuar relacionado con morder.

Así como un mordisco puede ser dado para llamar la atención,  en ocasiones puede ser por algo totalmente diferente que suele ser más difícil de identificar, como un dolor intenso o alguna incomodidad emocional. En estos casos, aconsejamos realizar una amable visita al veterinario de confianza, que él pueda examinarlo y descartar posibles causas, enfermedades o depresión en nuestros felinos.

 

Share

Comments

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Share